Seleccionar página

Durante esta cuarentena, nos hemos tenido que adaptar a realizar nuestras actividades normales de otra manera; la mayoría las hemos llevado al entorno digital, entre ellas la educación.

Este periodo de aislamiento ha servido para que la educación en línea, que no es una modalidad nueva, se termine de consolidar como una opción viable e igual de válida que la educación tradicional.

Desde kínder hasta universidad, se han visto obligados a trasladar sus clases a ambientes digitales con el fin de que los alumnos no perdieran el año escolar y los que estaban por graduarse pudieran hacerlo.

En esta transición, el internet tuvo un papel de suma importancia, ya que el tránsito de datos sobre las líneas ópticas puso a prueba la capacidad que estas tenían, pero también dejó en evidencia que más del 50% de los estudiantes no contaba con conexión a internet, en especial en las zonas rurales por lo que se les complicó cumplir con sus estudios.

Es aquí donde el internet satelital toma relevancia. Al no necesitar una amplia infraestructura terrestre, da una mayor facilidad para proveer de este servicio a zonas de difícil acceso o que se encuentran muy retiradas de las urbes, incluso un solo satélite puedes ser capaz de dar servicio a nivel global.

 

 

<< También puedes leer: «La industria 4.0 en América Latina se encuentra estancada» >>

 

 

Además de la amplia cobertura que ofrece con poca infraestructura, otro de los beneficios que ofrece es la velocidad. Cabe destacar que con el confinamiento el uso de internet y del tránsito de datos audiovisuales, estos se han incrementado en más del 40%, causando que la latencia disminuyera y se tuvieran problemas en descargas o envíos de archivos.

El internet satelital ofrece un servicio más estable al no saturar líneas de comunicación, por lo que las cargas y descargas de audio y video se hacen en el menor tiempo. Esto a que la banda ancha con la que cuenta este tipo de conexión tiene una banda ancha más eficiente.

Gracia al internet satelital las escuelas rurales tienen la oportunidad de no quedar rezagadas en comparación con las que se encuentran en las ciudades, especialmente en esta cuarentena.

Como podrás leer, el internet satelital es una opción viable para solucionar los problemas de infraestructura que se tienen en el país y que será clave en el futuro cercano cuando nos empecemos a integrar a esta nueva normalidad que se viene.

Si deseas conocer más del internet satelital, te invitamos a que te pongas en contacto con uno de nuestros asesores, será un placer atenderte.