Seleccionar página

Cada vez nos acercamos más a la etapa de reincorporación a las actividades del día a día, solo que esta “nueva normalidad” traerá consigo algunos cambios, tanto en la manera de interactuar como en nuestros patrones de consumo e incluso de trabajar.

La pandemia ha hecho que volteemos a ver el potencial y los benéficos que nos da el ámbito digital, sobre todo en el caso de que en un futuro nos tengamos que enfrentar a una situación similar. Es por eso que a continuación te platicamos de 5 tendencias que serán parte de nuestra nueva normalidad.

Importancia en la conectividad

Durante el confinamiento la conectividad por redes fijas y móviles se puso a prueba y tomaron una importancia mayor, ya que gracias a éstas se pudieron seguir algunas actividades laborables, de estudio y permitió que las familias se pudieran comunicar. Además, permitió a la población mantenerse informada en todo momento de lo que iba pasando tanto en el país como en otras partes del mundo.

Esto pone como prioridad el continuar mejorando la infraestructura de telecomunicaciones con el fin de poder enfrentar futuras crisis que se puedan presentar.

Tecnologías autónomas

Así como el comercio electrónico ha incrementado sus usuarios, cada vez más personas están más a favor de que sus compras sean entregadas por drones o por autos autónomos, reduciendo el contacto con personas para reducir el riesgo de un posible contagio.

 

 

<< Te puede interesar: «Internet satelital: Un aliado para la educación en línea» >>

 

 

Trabajo a distancia

Antes de la pandemia existía la discusión de si el home office era una buena idea para las empresas, pero con el confinamiento no tuvieron otra opción más que pasar las actividades, que lo permitían, a una modalidad de teletrabajo.

Muchos ven el home office como una modalidad temporal pero lo cierto es que esta modalidad ha llegado para quedarse, pues ofrece ventajas con la reducción de costos de renta de oficinas, mayor eficiencia y puntualidad, entre otros beneficios.

Consultas por videollamadas

Otra de las actividades que se trasladó al ambiente digital fueron las consultas médicas. En el ámbito de la psicología no es algo nuevo pero debido a las condiciones de los hospitales y la cuarentena, cada vez más especialidades se sumaron a la modalidad de consultas por videollamadas.

Experiencias digitales

Conciertos en línea, convenciones virtuales, obras de teatro en streaming, estas son algunas de las experiencias que de ahora en adelante vean un nuevo nicho de negocio, incluso los centros comerciales han optado por hacer su versión online para ofrecer a los usuarios una experiencia de compra lo más similar posible si visitará el centro físicamente.

Este tipo de negocios pueden ser aún más llamativos con la inclusión de la realidad aumentada y la virtual.

Cabe destacar que para que todas estas actividades se puedan llevar a cabo sin contratiempos, es necesario invertir en tecnologías de telecomunicación, ya sea en infraestructura de fibra óptica o en sistemas satelitales, pero serán necesarios para ofrecer un servicio que permita a la población y a las empresas acceder a esta nueva oferta de negocio.