4 piezas clave de cualquier emprendimiento

Manuel Pérez Posada,   Mayo 28, 2016


¿Muchas veces he tenido la oportunidad de ser invitado a dar pequeñas charlas sobre emprendimiento, mis oyentes han variado desde muchachos que están comenzando sus estudios universitarios, hasta candidatos seleccionados por incubadoras de empresas reconocidas que se enfrentan día a día de lleno con el reto que significa emprender.

Mis charlas son sencillas, y se basan en cómo se han aplicado en mi vida personal y en mi experiencia las que considero son 4 piezas clave de cualquier proyecto de emprendimiento, no importa el giro de negocio, el contexto social o económico del país en donde se encuentre, y me atrevería incluso a decir que no importa la realidad histórica que rodee a los emprendedores, estas 4 piezas seguirán inmutables.

“El camino”

El camino se refiere a tu pasado personal, pasando por tu educación académica, tu experiencia profesional y tus bases familiares, es todo tu recorrido hasta el momento que has decidido emprender. ¿Porque esto es importante? como bien habrás escuchado, todo proyecto se construye desde sus bases, y están son las tuyas, reconocer y admitir toda tu experiencia previa como tus bases de emprendimiento te dará herramientas que incluso puedes no saber que tienes para enfrentar los retos que se presentan.

Es común que los emprendimientos, sobre todo aquellos que son exitosos nazcan de la pasión del emprendedor. La pasión es aquello que nos llena de energía y que nos absorbe a tal punto que el trabajo que realizamos buscando alcanzarla no se siente como trabajo; normalmente esta pasión está estrechamente ligada y reafirmada con nuestro pasado.

En mi caso particular, declaro que soy un Geek en todo el sentido de la palabra, desde joven sentí gran admiración por el software, los videojuegos y todo lo que tenía que ver con computadoras. Aunque la carrera que elegí fue administración de empresas (pensando en que mi otra gran pasión era emprender) finalmente la empresa que termine formando estuvo 100% relacionada con el software, y por lo tanto con mi pasión.

“El sueño”

Todos tenemos grandes sueños, o al menos deberíamos intentar tenerlos, por lo general los sueños ejemplifican escenarios de realización personal total, pueden ser sueños en el ámbito personal, familiar y profesional. He escuchado muchas conferencias a través de mi vida donde empresas y personas intentan vender sueños económicos (normalmente relacionados con el ámbito profesional) como principal motivador, lo cierto es que si quieres ser un emprendedor debes considerar todos tus sueños al mismo tiempo, parte de lanzarse de lleno a cumplir con tu visión del mundo y de tu vida implica un enfoque integral de tus sueños, todos ellos, no solo los económicos.

Sigue tus sueños, esfuérzate con toda tu pasión y verás que antes de darte cuenta estarás construyendo una vida integral, que te permitirá tener todo lo que quieres a nivel profesional, familiar y personal.

“El nombre del juego”

¿Alguna vez has jugado algún juego de mesa? seguro que la respuesta es sí. ¿Has notado como las reglas de cada uno son muy diferentes? Esto se debe a que el concepto de “éxito” en cada uno de ellos es muy diferente. Lo mismo sucede en la vida, existen muchos tipos de reglas diferentes, y todo depende del concepto de éxito que cada quién maneje. Suena un poco confuso, pero la buena noticia es que cada persona es la creadora de su propio juego, y bajo ninguna circunstancia está obligada a jugar el de alguien más, siendo así, cada quien decide cómo se llama su juego. Eso sí, ya que decides el nombre de tu juego si debes considerar que las reglas son un poco estrictas y debes seguirlas al pie de la letra para ganar. Algunos consideran que su juego se llama “Tener una empresa que aparezca en el Forbes 500” y para otros puede ser “Tener libertad financiera sin horarios fijos” o “Tener una familia grande y feliz”. Una vez que decides cuál es tu juego, esfuérzate por conocer cuáles son sus reglas y juégalo sin parar, no intentes hacer trampa pues la vida es una jueza estricta, tampoco intentes encontrar atajos, mejor conoce como se logra el mayor resultado posible y esfuérzate en él todos los días sin parar.

“El equipo”

“2 cabezas piensan más que 1”. Es un dicho popular, que en este caso tiene un poco de sentido. Emprender no se tratará solo de pensar, pero tener un equipo que comparta tu pasión y tus sueños, ayudará en todo lo otro que compone la experiencia de emprender. Emprender consiste en fracasar, frustrarse, sentirse triste y desanimado y a pesar de todo continuar, consiste también en recibir la desaprobación de las personas que dudan de tu proyecto o de tí, incluso te pasará que esta desaprobación vendrá de las personas que más quieres (tu familia). Tener a dos locos a tu lado, que creen en ti y en su proyecto y que en los momentos más difícil al menos podrás pensar “Al menos no estoy solo en esto” será tu mejor herramienta para superar los momentos difíciles. Ahora bien, tener un equipo no es solo para conseguir tu propio grupo de apoyo, también te servirá para potenciar todas tus ideas, para enriquecer tus proyectos y estrategias y para poder dividir el trabajo de modo que toda tarea sea llevada a cabo por quien es más talentoso para realizarla. En conclusión tu equipo es el trampolín hacía volar alto hacia el éxito de tu empresa.

Cuando quieras emprender, considera tener muy claro estas 4 piezas, construye tu equipo, ponle un nombre a tu juego, asegúrate de crear una visión que satisfaga todos tus sueños y reconoce las bases y herramientas que tu pasado te ha brindado, este primer paso bien dado facilitará el proceso y te pondrá en el camino que lleva al éxito.

Manuel Pérez Posada

Director de operaciones de GYO Solutions SA. de CV.

Conferencista, amante de los videojuegos y la tecnología. Más de 4 años de experiencia en la creación de soluciones sustentables a través de la movilidad para procesos de recursos de marketing, recursos humanos y producción..


Lo último de Inkania®

DEJANDO TU ZONA DE CONFORT

Diana Arzate

JÓVENES VANGUARDISTAS, CAMBIOS POSITIVOS.

Eduardo Reyes Escamilla,

Comparte este blog